Servicio al clienteLun - Jue 08:00 - 17:00 / Vie 08:00 - 12:0000800 3242 5056customerservice@swarovskioptik.com

Localizador de distribuidoresEncontrar distribuidores cerca de su ubicaciónLocalizador de distribuidores
!!! Malte Greenland!!! Malte Greenland!!! Malte Greenland

Buey almizclero

CAZA INVERNAL Groenlandia

Tiempo de lectura: 4 minutos

En mi segundo año como residente, saqué por primera vez una licencia para cazar bueyes almizcleros por mi cuenta. Era una licencia de invierno y me daba derecho a abatir tres animales a mi elección. Sin embargo, la temporada solo dura unas semanas, en la época más fría y oscura del año, con temperaturas cercanas a los -40 °C. Por suerte llegó una ventana meteorológica en la que fue posible salir a cazar. Después de un largo viaje en moto de nieve a través del paisaje ártico durante más de 175 kilómetros, mi colega y yo llegamos a un albergue, nuestro campamento base para la caza. Al entrar en el albergue, nos recibió una pared de ropa de abrigo, guantes y grandes botas de invierno. El aire era denso, con un fuerte olor a sudor, a escape de motos de nieve y, ante todo, a buey almizclero. Estaba claro que algunos de los otros cazadores ya habían tenido éxito. A la mañana siguiente comenzamos el día con grandes expectativas. La temperatura era inferior a los -20 °C, por lo que incluso el pomo de la puerta estaba congelado por dentro cuando salimos y nos adentramos en la oscuridad.

Ya desde nuestras motos de nieve, divisamos varios grupos de bueyes almizcleros en un terreno situado por encima de nosotros. Había muchos, pero la mayoría estaban demasiado lejos para una excursión de un día como la nuestra. Sin embargo, al cabo de un tiempo, divisamos una manada de machos caminando en una zona no muy lejana a la nuestra. Dejamos las motos de nieve y empezamos a caminar.

!!! Snow Mobiles Greenland!!! Tent Greenland

Cuando nos acercamos a la manada, los animales se agruparon en una pequeña colina. Sin duda, nos habían visto, pero confiaron en su instinto para permanecer juntos y enfrentarse a su enemigo. Nos pusimos en posición a una distancia de 100 metros. Sin embargo, no era fácil conseguir un tiro claro sobre un macho. Cada vez que un macho se ponía de costado había otro detrás. Finalmente, vi a uno solo y aproveché mi oportunidad. El macho cayó de rodillas y mi colega también tuvo la oportunidad de hacer un disparo seguro antes de que la manada se dispersara. Dos animales grandes y oscuros quedaron tendidos sobre un paisaje frío y blanco. No hubo mucho tiempo para asimilar la experiencia, ya que la luz del día se estaba apagando. Tuvimos que empezar a eviscerar los grandes animales inmediatamente, lo que supuso un duro trabajo para nosotros. Después de preparar las motos de nieve, colocamos la carne en el fondo y las pieles encima para protegerla, y luego tuvimos un largo trayecto de vuelta. La nieve y las malas condiciones meteorológicas en la costa dificultaron el trayecto con los pesados trineos. Tuvimos que aligerar la carga varias veces para poder subir las empinadas colinas. Cuando llegamos a casa, no había músculo que no nos doliera. Debo admitir que cazar bueyes almizcleros fue una experiencia diferente a lo que me había imaginado. Una lucha constante contra el frío y los días cortos, con muy poco tiempo para detenerse y disfrutar de los hermosos paisajes, o dejar que la caza se asiente. A pesar de ello, el viaje sigue siendo un primer encuentro inolvidable con estas bestias prehistóricas del ártico con las que había soñado durante tanto tiempo.

!!! Musk Ox!!! Greenland
Ovibos moschatusDATOS SOBRE EL BUEY ALMIZCLERO

Longitud: 250 cm Altura: 150 cm Peso del macho: 350 kg Peso de la hembra: 200 kg Época de apareamiento: De agosto a octubre, nacen 1-2 crías a principios de la primavera.

Ir aResumen de todas las historias
!!! GreenlandBuey almizcleroCAZA DE VERANO Groenlandia Tiempo de lectura: 3 minutos
!!! Malte

Sobre el autor

Malte Nyholt


Malte Nyholt es un escritor danés y entusiasta de las actividades al aire libre. Siempre ha tenido un gran interés por la naturaleza y pasó gran parte de su infancia observando las aves y la vida silvestre. Empezó a cazar a los 16 años y ha cazado en la mayor parte del norte de Europa, así como en Sudáfrica y Nueva Zelanda. Pasó cuatro años viviendo en Groenlandia para conseguir su sueño de cazar en el norte. Malte trabaja como profesor y lleva más de seis años compartiendo su pasión por la vida al aire libre a través de su proyecto Nordica Outdoors, @nordicaoutdoors.