SERVICIO AL CLIENTELun - Jue 08:00 - 17:00 / Vie 08:00 - 12:0000800 3242 5056customerservice@swarovskioptik.com

Localizador de distribuidoresEncontrar distribuidores cerca de su ubicaciónLocalizador de distribuidores
Swarovski Optik Digiscoping spotting scope the musk ox in snow and windSwarovski Optik Digiscoping spotting scope the musk ox in snow and windSwarovski Optik Digiscoping spotting scope the musk ox in snow and wind

En plena ventisca

Digiscoping del buey almizclero

    Tiempo de lectura: 10 minutos

    En septiembre, pasé unos días en el Parque Natural de Dovrefjell, en Noruega; la oportunidad perfecta para, por un lado, sacar algunas fotos del esquivo e impresionante buey almizclero y, por otro, probar el nuevo adaptador para digiscoping TLS APO 43 de SWAROVSKI OPTIK.

    There are only a few thousand musk ox left in the world: in Greenland, Siberia, Alaska and Canada. Musk ox were reintroduced in Norway some years ago, and today the population of these prehistoric animals there numbers around 320.

    Musk ox can weigh up to 900 lb and are generally non-aggressive. Admittedly their eyesight is poor, but they can hear very well – as a result they are easily panicked if something unexpected happens, which can get quite dangerous. In the National Park you have to keep at least 200 yards away from them – not ideal for us as photographers. The thing is if you don’t stick to the regulations, they ask you to leave the park and make you pay a heavy fine. 

    Swarovski Optik Digiscoping spotting scope the musk ox in snow and windSwarovski Optik Digiscoping spotting scope the musk ox in snow and wind

    Cuando llegamos, había caído una fuerte nevada y en las montañas aún seguía nevando. Resulta algo inusual en septiembre, incluso en Noruega. Después de un viaje en autobús y una caminata extenuante de dos horas a través de la nieve y el frío gélido, pudimos divisar el primer buey almizclero: pequeños puntos negros en mitad de un paisaje invernal cubierto por una gruesa capa de nieve.

    Seguía soplando un fuerte viento que levantaba la nieve en polvo, lo cual no solo dificultaba la visibilidad, sino también nuestro avance. Por fin conseguimos sacar las primeras fotos del buey almizclero, ocultos detrás de un saliente rocoso, a unos 230 metros. Tuve que sobrexponer la imagen dos pasos para capturar los detalles de los oscuros animales, pero como estaba trabajando con ISO 800, aún tenía suficiente velocidad de obturación. Para estas fotos, opté por adoptar una posición más baja para estar más resguardado del viento. Puede evaluar la calidad de las fotos gracias a la vista previa en la pantalla de la cámara y me gustó lo que vi: conseguir detalles nítidos en estas condiciones adversas es todo un logro. Parecía que había acertado con mi elección: Canon 5D Mark III, STX 85 y TLS APO 43 mm.

    Me di cuenta de que era hora de volver cuando mis dedos estaban tan fríos que no los podía mover. Al fin y al cabo, todavía nos quedaban dos horas de caminata por delante.

    A medida que descendíamos de la montaña, la niebla se abrió un poco, para dejarnos boquiabiertos: Teníamos delante a dos hembras de buey almizclero, muy cerca, un poco más abajo en el valle.

    Podríamos habernos acercado, pero queríamos cumplir la distancia establecida. Los animales estaban agitados y se acercaron peligrosamente hacia nosotros mientras los fotografiábamos. Muy a nuestro pesar, decidimos volver. De camino, eché otro vistazo a la pantalla de mi cámara: Qué animales tan bellos, qué detalles tan nítidos. ¡El TLS APO 43 mm cumplió con su cometido!

    Sobre el autor

    Peter Grobben es un ferviente fotógrafo de la naturaleza holandés, que muestra con sus fotos y artículos la belleza y complejidad de la naturaleza. Como guía de viajes para fotógrafos de la naturaleza y con sus propios talleres y charlas, intenta concienciar al gran público sobre los ecosistemas amenazados y los animales y plantas que viven en ellos.

    http://petergrobbenfotografie.nl