SERVICIO AL CLIENTELun - Jue 08:00 - 17:00 / Vie 08:00 - 12:0000800 3242 5056customerservice@swarovskioptik.com

Localizador de distribuidoresEncontrar distribuidores cerca de su ubicaciónLocalizador de distribuidores
Pumas in Torres del Paine National Park: Pumas are distributed in six different subspecies throughout North and South America. In the past, they populated the Americas almost without a gap, but their population has now declined sharply.  German photographer Ingo Arndt has been following them in Chile for many years.Pumas in Torres del Paine National Park: Pumas are distributed in six different subspecies throughout North and South America. In the past, they populated the Americas almost without a gap, but their population has now declined sharply.  German photographer Ingo Arndt has been following them in Chile for many years.Pumas in Torres del Paine National Park: Pumas are distributed in six different subspecies throughout North and South America. In the past, they populated the Americas almost without a gap, but their population has now declined sharply.  German photographer Ingo Arndt has been following them in Chile for many years.

Pumas salvajes

DEL SUEÑO A LA REALIDAD

Tiempo de lectura: 7 minutos

Una vez más, los picos de las montañas estaban envueltos en densas nubes. El feroz viento sacudió tanto los trípodes que probablemente habría sido imposible capturar una imagen nítida de todos modos. Algo frustrados, metimos el equipo en el destartalado coche y nos dirigimos por el accidentado camino de grava de vuelta a nuestras tiendas, que habíamos montado junto a la entrada del Parque Nacional. Estábamos bromeando sobre si nuestro campamento seguiría en pie con este fuerte viento cuando noté un movimiento en los oscuros matorrales de mata negra situados a mi izquierda. Frené ligeramente y, de repente, un puma y sus dos cachorros corrieron por la pista, justo delante de nosotros. Cogimos rápidamente nuestras cámaras del asiento trasero, pero los felinos ya habían desaparecido entre la densa maleza antes de que tuviéramos la oportunidad de hacer una foto.

Este encuentro tuvo lugar hace 17 años. En aquel viaje, estaba con mi amigo Karl Jourdan, y pasamos cinco semanas en el Parque Nacional Torres del Paine de Chile fotografiando guanacos. En todo el viaje, éste sería nuestro único encuentro con un puma. Sin embargo, este fugaz momento se grabó tan profundamente en mi memoria que constantemente soñaba con volver al sur de Chile para fotografiar a los pumas salvajes.

Pumas in Torres del Paine National Park: Pumas are distributed in six different subspecies throughout North and South America. In the past, they populated the Americas almost without a gap, but their population has now declined sharply.  German photographer Ingo Arndt has been following them in Chile for many years.

Pumas in Torres del Paine National Park: Pumas are distributed in six different subspecies throughout North and South America. In the past, they populated the Americas almost without a gap, but their population has now declined sharply.  German photographer Ingo Arndt has been following them in Chile for many years.

El amor verdadero nunca muere

En 2015, un gran proyecto fotográfico sobre las últimas grandes praderas del mundo me llevó de nuevo a Sudamérica para capturar imágenes del Desierto de la Patagonia. Durante este viaje, tuve la oportunidad de volver al Parque Nacional Torres del Paine. Como dice el refrán, “el amor verdadero nunca muere”, y una vez más me cautivó de inmediato este lugar salvaje en el extremo sur del continente americano. Aún hoy, casi ningún otro paisaje me ha hechizado tanto como las montañas azotadas por el viento del Parque Nacional Torres del Paine. El tiempo es muy cambiante: dicen que en esta región se pueden experimentar las cuatro estaciones en un solo día. A veces parece que el día amanece soleado y luego el cielo se oscurece repentinamente, mientras sopla una enorme tormenta de nieve... La impresionante belleza del paisaje, el clima extremo y la diversidad de la fauna hacen que esta región sea única.

Durante mi trabajo fotográfico para el proyecto de praderas, pronto descubrí que las posibilidades de observar pumas en el Parque Nacional Torres del Paine habían mejorado considerablemente. Los tímidos felinos del Parque Nacional estaban protegidos desde hacía tiempo. Además, algunos ganaderos locales habían dejado de criar ovejas y ahora toleraban a los pumas en sus tierras. Aunque no me crucé personalmente con ningún puma en ese viaje, por las noches, de vuelta en el alojamiento, escuché muchas historias de turistas sobre avistamientos fortuitos. Así que decidí volver a viajar a Chile ese mismo año especialmente para ver a los pumas. Esta vez me acompañaron guías experimentados y, en cuestión de dos semanas, conseguí fotografiar varios pumas. Fue sumamente difícil detectar a estos tímidos felinos, pero desde el principio tuve la sensación de que, si pasaba mucho tiempo aquí, sería posible recopilar el primer relato extenso de pumas viviendo en libertad en el Parque Nacional Torres del Paine.

Pumas in Torres del Paine National Park: Pumas are distributed in six different subspecies throughout North and South America. In the past, they populated the Americas almost without a gap, but their population has now declined sharply.  German photographer Ingo Arndt has been following them in Chile for many years.

Una verdadera prueba de resistencia

Tras la pista de los tímidos y solitarios pumas


Desde el principio, me di cuenta de que este proyecto sería un reto increíble. Tendría que pasar muchos meses en la Patagonia, necesitaría apoyo experimentado, alojamiento y dos vehículos todoterreno.

Tras unas semanas de preparativos esenciales, llegó el gran momento. Era hora de emprender mi primer viaje para el proyecto del puma. Había decidido viajar a Torres del Paine en invierno, ya que entonces no hay tantos visitantes. Mi equipo estaba formado por dos rastreadores experimentados, un cocinero con experiencia en expediciones y yo mismo. Nos alojamos en una pequeña cabaña en la mejor zona para el avistamiento de pumas, a las afueras del Parque Nacional.

Durante las siguientes semanas, pasamos todos los días buscando a los felinos salvajes. Los pumas son activos principalmente en las horas del crepúsculo y durante la noche, por lo que debíamos salir mucho antes del amanecer y regresar sólo cuando oscureciera. Nuestro alojamiento era muy sencillo y el trabajo de fotografía era arduo, pero el equipo trabajaba perfectamente y todos nos llevábamos muy bien. Ni siquiera las condiciones meteorológicas extremas, con temperaturas por debajo de los -10 °C pudieron mermar nuestro ánimo. A pesar de que las tuberías de agua de la cabaña se congelaron al cabo de unos días y de que la leña se fue agotando, el ambiente siguió siendo positivo. El ambiente era tan gélido que, a pesar de nuestros sacos de dormir de plumas, el frío nos despertaba alrededor de las 4 de la mañana y no podíamos volver a dormir. Sólo se hacía soportable encendiendo la estufa. Estas primeras semanas fueron una verdadera prueba de resistencia y la experiencia forjó un vínculo tan fuerte que me hizo confiar en el mismo equipo para el resto del proyecto.

Pumas in Torres del Paine National Park: Pumas are distributed in six different subspecies throughout North and South America. In the past, they populated the Americas almost without a gap, but their population has now declined sharply.  German photographer Ingo Arndt has been following them in Chile for many years.Pumas in Torres del Paine National Park: Pumas are distributed in six different subspecies throughout North and South America. In the past, they populated the Americas almost without a gap, but their population has now declined sharply.  German photographer Ingo Arndt has been following them in Chile for many years.

En realidad, vimos pumas todos los días de este viaje. Pero sólo algunos de estos encuentros dieron lugar a buenas fotos. Los pumas son animales tímidos y solitarios y son sumamente difíciles de observar en la naturaleza. Trabajar con estos felinos no tiene comparación alguna con fotografiar leones, leopardos o tigres. Los pumas son mucho más esquivos. Incluso acercarse lo suficiente para fotografiarlos es mucho más complicado, ya que los pumas suelen desaparecer, incluso a una distancia de unos cientos de metros. Pero hay pocas cosas tan emocionantes como fotografiar pumas, ya que en lugar de estar sentado en un coche hay que estar fuera, mirando al animal a los ojos. No hay muchos senderos en el Parque Nacional. Algunos días, tuvimos que caminar hasta 20 kilómetros cargando a la espalda el pesado equipo fotográfico para encontrar o seguir a uno de los felinos salvajes. Otros días, nos pasábamos todo el tiempo escondidos detrás de una roca, a menudo con viento y frío extremos, hasta que se presentaba una oportunidad para hacer fotos. Es precisamente este tipo de fotografía de la vida salvaje lo que me atrae. Me gusta estar en la naturaleza, en contacto con los elementos, sudando, congelándome, sintiendo la frustración y luego la emoción de capturar finalmente la foto perfecta. Para mí, no hay nada más
bello; por eso me encanta mi trabajo.

La historia de los pumas continúaEmpezar el proyecto con buen pie
Pumas in Torres del Paine National Park: Pumas are distributed in six different subspecies throughout North and South America. In the past, they populated the Americas almost without a gap, but their population has now declined sharply.  German photographer Ingo Arndt has been following them in Chile for many years.


El primer viaje para el proyecto del puma ya fue un gran éxito. Las fotos resultantes me ayudaron a atraer a socios potenciales. En los dos años siguientes, realicé otros seis viajes para ver pumas salvajes en la Patagonia y en total pasé más de siete meses allí. Con el tiempo, observé que los pumas reaccionan de forma muy individual a las personas y que algunos animales son menos tímidos que otros. En mi carrera fotográfica, he tenido la oportunidad de observar a más de 20 ejemplares. Les tomé especial cariño a dos pumas hembras, Sarmiento y Colmillo. Tuve la oportunidad única de fotografiar a estos dos animales y observar cómo criaban a sus pequeños: desde el momento en que los cachorros empezaban a deambular con sus madres hasta el momento en que estaban completamente desarrollados, en alrededor de un año y medio, y se independizaban y empezaban su propia vida.

Los pumas son gatos salvajes y pueden ser peligrosos para los humanos. Siempre me mantuve a una distancia segura de ellos durante mi trabajo. Algunos animales que me conocían desde hacía meses se acostumbraron a mi presencia y empezaron a confiar en mí. A veces, estos animales se acercaban mucho, e incluso se tumbaban a dormir no muy lejos de mí. Consideré este comportamiento como una señal de confianza y la confirmación de que había realizado mi trabajo con suficiente cuidado.

About the author

Ingo Arndt was born in Frankfurt am Main, Germany. From early childhood, he spent every single minute of his spare time outdoors in nature. Soon he realised that photography was a useful tool in environmental protection, so, after finishing school in 1992, Ingo plunged into the adventurous life of a professional photographer. Since then, he has travelled around the globe for extended periods as a freelance wildlife photographer, photographing reports in which he portrays animals and their habitats. In the past few years he has been mainly on assignment for GEO and National Geographic Magazine. With his images, Ingo wants to stimulate and increase the awareness of his viewing audience and show them the magnificence of nature.

His adventures with the pumas in Torres del Paine National Park have also been published in the book PumaLand (2019).